¿Sabes los riesgos de una nutrición deficiente para tu hij@?  El acto de vivir exige un grado de confianza, en todo momento damos un salto de fe. Desde su nacimiento acostumbras a tu hijo a confiar en las decisiones que tomas por él:  El nombre que le das al nacer, el entorno donde crece y […]

¿Sabes los riesgos de una nutrición deficiente para tu hij@? 

El acto de vivir exige un grado de confianza, en todo momento damos un salto de fe.

Desde su nacimiento acostumbras a tu hijo a confiar en las decisiones que tomas por él: 

El nombre que le das al nacer, el entorno donde crece y no menos importante el tipo de alimentación que le darás durante su primera infancia.

Y aunque pareciera que asegurar su crecimiento y desarrollo es tan fácil como estar al pendiente de que coman a sus horas, la realidad es que la alimentación en esta etapa determinará la persona que será tu hijo en el futuro.

A continuación te contamos los riesgos de una nutrición deficiente en nuestros hij@s.

 

Afecta su crecimiento

Tu niño necesita una nutrición de calidad para crecer, sus huesos y sus órganos están en una etapa de desarrollo vital,  de esta etapa dependerá cómo será en su adultez.

La Malnutrición limita su crecimiento, lo expones a enfermedades, perjudica sus habilidades motoras y sociales esenciales, al igual que su inteligencia, la cual depende de los nutrientes y vitaminas que consuma tu hij@.

 

Afecta su desarrollo

Cuando descuidas la nutrición de tu hij@ afectas una de las etapas más complejas y cruciales dentro de su primera infancia, que es el desarrollo de todas sus partecitas, incluido su cerebro.

Su aprendizaje, el razonamiento, el poder resolver problemas con autonomía son esenciales desde su desarrollo y será parte esencial de la personalidad y capacidades intelectuales y cognitivas, desde las más simples hasta las más complejas.

 

Afecta aspectos esenciales para su etapa adulta

Según la OMS (Organización Mundial para la Salud)  es igual de importante el balance en los alimentos, como el dar pasos informados al controlar la nutrición de tu bebé.

Complementar su alimentación con vitaminas, minerales, y fórmulas bajo un estricto control del pediatra, evitará que cuando adultos puedan tener complicaciones como el sobrepeso y la obesidad, que en la mayoría de los casos están directamente relacionados con la Malnutrición Infantil.

Y aunque hay factores como la genética y sus comportamientos alimenticios cuando adulto, las probabilidades de que un niño malnutrido sufra de estas enfermedades son muy altas.

 

¿Cómo será mi niñ@ de adulto? 

Hoy sabemos que esto dependerá en gran parte de la calidad de  nutrición que les proveamos durante su primera infancia. Recuerda utilizar variedad de alimentos necesarios como: Frutas, Vegetales, Proteínas, Complementos Vitamínicos, entre otros alimentos recomendados por el pediatra y de acuerdo a su edad. 

¡Logremos la familia que queremos para nuestra vida!